seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Recetas / Rollitos de roquefort con jamón serrano y ciruelas
Rollitos de roquefort con jamón serrano y ciruelas

Rollitos de roquefort con jamón serrano y ciruelas

En esta ocasión te presentamos una receta exclusiva muy sencilla y rápida de preparar: rollitos de roquefort con jamón serrano y ciruelas. Es ideal como aperitivo o acompañamiento en nuestros menús de verano. Seguro que te apetecerá probarla.

Además es un plato muy completo pues el jamón serrano nos aporta proteínas de alta calidad, es rico en aminoácidos esenciales para el día a día. Además el jamón serrano contiene vitaminas del grupo B y minerales como el potasio, zinc, hierro o fósforo. Por su parte, el roquefort es rico en vitamina B2 y B5, asimismo contiene sodio y calcio. Por último, las ciruelas pasas son beneficiosas para nuestro organismo pues reducen el colesterol, previene y combate el estreñimiento, previene también el cáncer de colon y ayuda a absorber el calcio. Además, aposta grandes cantidades de energía, por tanto, resulta muy positivo para deportistas y estudiantes. Como inconveniente tenemos que las ciruelas pasas favorecen la flatulencia y el aumento de peso, por lo que, se recomienda consumirlas en pequeñas cantidades pero diariamente.

Ingredientes para preparar los rollitos de roquefort

24 quesitos para fundir
50 gr de queso roquefort
4 lonchas de jamón serrano o jamón york
15 ciruelas pasas deshuesadas
1 cucharada de aceite de oliva
1 pizca de sal
1 pizca de orégano

Cómo hacer rollitos de roquefort con jamón serrano y ciruelas

En primer lugar, aplastamos los quesitos con un tenedor y agregamos el queso roquefort en trozos y un poco de sal. Mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea. Por otra parte, extendemos las lonchas de jamón serrano jamón cocido york y las cubrimos con nuestra crema de queso.

A continuación disponemos las ciruelas sobre la crema, de tres a cuatro por rollito, y lo enrollamos formando un canuto.

Si deseamos que los rollitos estén frescos, los dejamos unos minutos en el congelador. Transcurrido ese tiempo, los sacamos y los dejamos en una fuente. Le añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen por encima y un poco de orégano y servimos.

Scroll To Top