seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Recetas / Arroces / Risotto con aroma de albahaca
Risotto con aroma de albahaca

Risotto con aroma de albahaca

El risotto forma parte de la comida tradicional del norte de Italia, de Piamonte y Lombardía en concreto. Se trata de una comida donde la base principal es el arroz que suele cocinarse tanto con carne, pescado como verduras. Se cocina de una forma especial que os contamos a continuación. Se puede servir junto con otros platos de pescado ya que pega bastante bien, o simplemente, acompañarlo de una ensalada básica.

Este plato es muy sano y suave por si tienes problemas de estómago, ya que es un plato que sienta muy bien para el organismo.

Vamos a preparar un risotto con verduras como cebolla, tomates, judías, así como queso rallado (utilizaremos grana padano o parmesano) y el toque esencial de la albahaca y que lo diferencia de los demás.

Ingredientes del Risotto con albahaca

  • 280 gr de arroz
  • 85 gr queso rallado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla pequeña
  • 10 hojas de albahaca fresca
  • 4 tomates medianos
  • 120 gr de judias verdes cocidas
  • 2 cucharadas de piñones
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta

Comenzamos preparando el Risotto con aroma de albahaca

En una cazuela honda calentamos el aceite junto con dos cucharadas de mantequilla hasta que esta se derrita. A continuación, troceamos la cebolla y los tomates y lo agregamos en la cazuela. Después, añadimos las judías y 3/4 partes de la albahaca. Debemos rehogarlo durante aproximadamente, tres minutos, hasta que los sabores estén bien mezclados. Bajamos el fuego y añadimos el arroz crudo y removemos muy bien hasta que se empape de aceite y mantequilla. Debemos sofreirlo sin parar de remover durante un par de minutos.

Transcurrido ese tiempo añadimos medio litro de agua y lo continuamos cociendo durante 20 minutos o hasta que el caldo se haya absorvido. Si durante la cocción, nos falta agua, debemos añadirle, de lo contrario, el arroz quedará pegado a la cazuela y se quemará. Cuando el arroz esté al punto y cremoso, debemos salpimentarlo.

Por otra parte, calentamos una sartén y asamos los piñones durante un par de minutos. Debemos llevar cuidado que no se quemen.

Una vez hemos retirado el risotto del fuego, le añadimos el resto de la mantequilla y la albahaca restante. Removemos hasta que esté todo bien mezclado y, a continuación, le agregamos el queso. Este quedará fundido sólo con el calor que desprende el risotto.

Por último, repartimos el risotto en cuatro platos y lo adornamos con  más hojas de albahaca o piñones.

Scroll To Top