seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Recetas / Pescados / Raya en salsa dorada
Raya en salsa dorada

Raya en salsa dorada

La raya es un pez cartilaginoso emparentado con los tiburones, pues comparten la estructura  del esqueleto y las aletas. Tiene un cuerpo aplanado y sus aletas quedan unidas formando una especie de disco.

No es un pescado de gran tradición gastronómica pero, pese a ello, existen numerosas recetas que son elaboradas en diferentes partes del mundo. En este caso, vamos a prepararlo con una salsa a base de mantequilla, otras salsas pueden hacerse a base de pimentón o tomate. Esta salsa es dorada debido a la mantequilla que le da ese toque y ese sabor especial. Usa esta salsa para conseguir una receta sabrosa y hacerla especial.

La raya es un pescado bajo en grasa y entre sus principales propiedades destaca su alto contenido en vitaminas del grupo A, B, así como potasio, fósforo, magnesio o sodio.

Además de la raya podemos utilizar cualquier otro pescado blanco que nos apetezca o tengamos en la nevera. Recuerda que si el pescado es congelado no debes descongelarlo en el microondas, si no perderá propiedades y sabor. Descongélalo de forma natural o en una encimera de piedra si quieres que el proceso sea más rápido.

Ingredientes para cocinar raya en salsa

  • 4 aletas de raya
  • 600 ml caldo de pescado
  • 200 ml vino blanco para cocinar
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 pizcca de sal
  • 1 pizca de pimienta

Pasos para hacer raya en salsa dorada

Primero ponemos las aletas en una cazuela junto con el caldo de pescado, el vino y la pizca de sal y pimienta. Lo llevamos a ebullición con fuego suave durante 15 minutos aproximadamente o hasta que veamos que el pescado está tierno.

Mientras se cuece el pescado vamos a preparar la salsa, para ello, derretimos la mantequilla en un cazo pequeño a fuego lento. Cuando quede derretida la mantequilla, le incorporamos el zumo de limón, las alcaparras y el perejil picado. Removemos y lo dejamos un par de minutos más en el fuego.

Cuando las aletas de pescado estén tiernas, lo retiramos del fuego y, con la ayuda de una espátula de cocina, retiramos las aletas y las colocamos en platos individuales. Por último, vertemos la salsa dorada por encima y servimos.

Scroll To Top