Home / Recetas / Postres / Pastel de manzana
Pastel de manzana

Pastel de manzana

Este pastel ha sido durante muchos años el postre favorito por muchos. Hemos escogido publicar esta receta porque es muy sencilla, se puede hacer de muchas formas y contiene una de las frutas más ligeras en cuanto calorías se refiere. Siempre es apetecible un postre suave, un pastel bajo en grasas y que sobretodo no resulte pesado a la hora de digerir.

Aunque en esta receta hemos preferido hacer también la masa, podemos evitarnos este trabajo comprándola en un supermercado. En principio y con tiempo intentaremos hacer esta receta desde cero.

Ingredientes para el relleno

  • de 4 a 6 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada y media de harina
  • media cucharada de canela
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 6 manzanas verdes ácidas (como la Granny Smith), peladas, sin corazón y cortadas en rebanadas
  • 3 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Ingredientes para la corteza

  • 2 tazas de harina
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de polvo de hornear
  • una pizca de sal
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de jenjibre cristalizado
  • ralladura de una naranja
  • 1 taza de crema

¿Cómo hacer un pastel de manzana?

Primero elaboraremos la mezcla y después haremos la corteza. Para comenzar, derretimos la mantequilla en una cacerola grande. Añadimos las rodajas de manzana, zumo de limón, canela, azúcar y harina. Cocinamos hasta que quede dorado, unos 10 minutos. Seguidamente, añadimos la vainilla. Removemos un poco y guardamos.

Para hacer la corteza, en un cazo grande, mezclamos, la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal. Podemos ayudarnos de una varilla para batirlo bien.

Cuando tengamos la mezcla en migajas finas, añadimos el jengibre. Mezclamos la cascara de naranja en la crema líquida y añadimos poco a poco al cazo. Ayudándonos de un tenedor vamos amasando la mezcla hasta conseguir una bola uniforme.

Cubrimos el molde del pastel con la masa creada, apretando suavemente y creando una ligera capa. Añadimos la mezcla que habíamos preparado para su interior y tapamos con otra capa de masa de corteza. Hacemos una cruz en el centro de la corteza para permitir la salida de vapor.

Horneamos aproximadamente unos 10 minutos a máxima potencia, después reducimos a 180º unos 25 o 30 minutos. Dejamos templar al aire unos pocos minutos.

Via | Simply Recipes

Scroll To Top