Home / Recetas / Postres / Cupcakes de colores
Cupcakes de colores

Cupcakes de colores

El otro día me crucé con una tienda especializada en cupcakes. Estaba muy decorada con colores y multitud de cupcakes de todos los sabores. Sin más espera, llegué a casa y me puse a buscar recetas de cupcakes de colores. Encontré una receta muy buena de la que ahora os voy a proponer con unos sencillos pasos. A base de experiencia he conseguido encontrar el punto de cocción, sabor y aroma a este tipo de cupcakes. Siguiendo una regla general para hacer los cupcakes, añadimos algunos pasos adicionales para colorear y dar un toque especial a este tipo de postres. El momento de montar, colorear o decorar el cupcake se hace muy divertido y es un momento especial que se puede aprovechar para participar con los niños a los que les va a gustar mucho esta receta. A continuación te proponemos los pasos para que sin perderte consigas tu objetivo. ¡Sé creativo! Dinos cómo haces los cupcakes, si se te ocurre alguno diferente que no se haya visto, lo publicaremos.

Ingredientes para preparar los cupcakes

  • 200 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 225 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 110 ml de leche
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • bolitas de colorante de diferentes colores

¿Cómo hacer estos deliciosos cupcakes de colores?

En primer lugar tenemos que precalentar el horno a una temperatura de 170 ºC. Cubrimos con mantequilla todos los moldes para evitar que se peguen. Por otra parte, tamizamos la harina y la sal y lo reservamos.

En segundo lugar, mezclamos el resto de la mantequilla y el azúcar en un bol, hasta que obtengamos una masa esponjosa. Agregamos los huevos y la esencia de vainilla a la mezcla. Debemos remover hasta obtener una masa homogénea.

A continuación, añadimos la mezcla de harina que hemos tamizado antes junto con la leche. Removemos bien la mezcla y cuando terminemos, la dividimos en tantas partes como colores diferentes tengamos.

Más adelante, teñimos cada parte con un color y vamos echando una cucharada de diferente color en cada uno de los moldes.

Por último, metemos los cupcakes al horno entre 15-20 minutos. Un consejo para saber si están hechos, es introducir un palillo en los cupcakes, si al sacarlo, no tiene masa pegada a él, significa que ya están listos. Apagamos el horno y sacamos los cupcakes. Los dejamos enfriar unos cinco minutos y a continuación ya podemos saborearlos.

Imagen: www.pequerecetas.com

Scroll To Top