seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Recetas / Pizzas / Cómo hacer la pizza calzone
Cómo hacer la pizza calzone

Cómo hacer la pizza calzone

La pizza calzone es originaria de Nápoles (Italia). Se elabora al igual que la pizza clásica pero con la peculiaridad de que es cerrada completamente, con el objetivo de retener los aromas durante la cocción. Ese interior suele estar relleno de queso mozzarella o incluso otras variedades como parmesano o provolone, además de carne picada, tomate y especias (fundamentalmente orégano y albahaca). Nuestra pizza calzone la vamos a elaborar con espinacas, cebollas y uvas pasas. Sin duda, una delicia dentro de la cocina italiana. Si nunca has preparado una pizza calzone, este es tu momento.

Como dice Telepizza, el secreto está en la masa, una vez consigas la práctica suficiente para elaborar una masa perfecta, tendrás un resultado excepcional y digno de restaurante. Si te gustan las pizzas de toda la vida, te animamos a que pruebes con esta explosión de sabor y prepares una pizza calzone, a continuación te enseñamos cómo hacerla.

Ingredientes para preparar una pizza calzone

  • 1 cebolla
  • 250 g de espinacas
  • 500 g de harina
  • 1 huevo
  • 10 g de levadura fresca
  • 40 g de uvas pasas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 60 g de queso parmesano rallado
  • 2 dl de agua
  • sal y pimienta

Pasos para hacer una pizza calzone

En un cuenco, mezclamos la harina, la levadura, la sal, el agua y dos cucharadas de aceite. Una vez mezclado, debemos amasar hasta conseguir una masa suave. Terminado este proceso, hacemos una bola con la masa y la dejamos resposar en el cuenco, tapada con un paño hasta que la levaduar haga su función. Transcurridos 30 minutos vemos que la masa ha doblado su volumen, es entonces cuando debemos estirar la masa con un rodillo de madera.

Por otra parte, picamos la cebolla y la ponemos en una sartén juntos con las dos cucharadas de aceite restantes. Debemos rehogar la cebolla hasta que esta quede casi dorada. A la vez que os ocupamos de la cebolla, cocemos las espinacas en una olla y posteriormente las escurrimos.

Una vez tenemos la cebolla rehogada y las espinacas hervidas, añadimos estas últimas a la sartén, junto con las pasas y el queso rallado. Salpimentamos y mezclamos todo muy bien.

A continuación, echamos el relleno en el centro de la masa y la envolvemos como si se tratase de una empanadilla. Después humedecemos los bordes con un poco de agua y presionamos con los dedos para que quede bien sellado. Pintamos la parte superior de la pizza con huevo batimos y lo metemos en el horno (previamente precalentado a 220 ºC).

Horneamos durante 10-15 minutos o hasta que la masa esté dorada.

Scroll To Top