seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Recetas / Pastas / Canelones de atún con olivas
Canelones de atún con olivas

Canelones de atún con olivas

¿Aquién no le gustan los canelones de atún? Hoy toca cocinar canelones pero esta vez de una forma distinta y muy especial. A los canelones de atún les vamos a añadir unas olivas que le dan el toque especial marinero. Parece una tontería pero este toque le da un sabor muy distinto. Un bocado delicioso y muy nutritivo ya que al atún no le faltan propiedades más que saludables. Por lo demás, la receta es fácil y rápida de hacer, muy común con los canelones de toda la vida, si sabes cocinar unos canelones previamente, eso que te ahorrarás. La pasta de canelones la hemos comprado directamente pero también podemos hacerla casera con la misma máquina de hacer espaguetis. De esta forma la pasta saldrá mucho más sabrosa que la otra, ya que la masa de canelones preparada la deberemos hidratar con lo que no daremos opción a que coja más sabor de la masa de atún y aceitunas. Estamos seguros que te encantará. Esta receta te la recomendamos para hacer en primavera o verano, días muy buenos para ponerse manos a la obra en la cocina.

Ingredientes para unos canelones de atún

  • 1 paquete de pasta para canelones
  • 1/2 cebolla picada
  • 1 lata de aceitunas rellenas
  • 1 lata de atún en aceite
  • 150 cl de tomate frito
  • 150 cl de mayonesa

Paso a paso haciendo canelones de atún con olivas…

Para comenzar hidratamos la pasta especial para canelones que hemos comprado o preparado previamente. De esta forma todo quedará unido cuando lo metamos al horno.  Mientras, en una sartén a parte sofreímos cebolla con un poco de aceite. Removemos bien para que no se pegue y reservamos.

Troceamos las olivas, abrimos una lata de atún y la escurrimos. Todo esto lo unimos a la cebolla frita. Mezclamos todo bien en frio. Una vez unido todos los sabores, añadimos el tomate frito. Al final tendremos una mezcla homogénea con todos los ingredientes.

Cuando ya tenemos el relleno preparado, enrollaremos con la pasta pequeñas porciones de mezcla. Cerramos los rollos gracias a que están previamente humedecidos. Los acabados los pondremos en una fuente.

Una vez listos todos los rollos en una fuente, la podemos llevar al horno con un poco de bechamel por encima, o simplemente podemos servirlos fríos con un poco de aceite de oliva virgen o mayonesa.

Scroll To Top