Home / Recetas / Acelgas al ajillo
Acelgas al ajillo

Acelgas al ajillo

La acelga es una planta de hojas verdes bastante grandes y anchas. Se consumo tanto su hoja como su tallo, gruso y blanco.

Entre sus principales destaca su alto contenido en vitaminas del grupo A y B, así como hidratos de carbono, calcio, magnesio, sodio y fósforo. Por tanto, son muy beneficiosas para el estreñimiento, favorece el tránsito intestinal y se suele utilizar en las dietas de adelgazamiento, debido a su bajo contenido en grasa. Debemos enjuagarlas en agua lo máximo posible porque al estar cerca de la tierra, puede contener caracoles y otros bichos. No recomendamos utilizar lejía ni cosas raras para la limpieza de esta verdura, simplemente, ver hoja por hoja y limpiar en agua correctamente. Su cocción debe ser rápida y corta, porque si no, perderemos propiedades esenciales de las acelgas.

Ingredientes para hacer acelgas al ajillo

1 kg de acelgas
3 dientes de ajo
5 cucharadas de aceite de oliva
1 pizca de sal

Cómo hacer acelgas al ajillo

En primer lugar, lavamos las acelgas con abundante agua y cortamos en varios trozos las hojas y los tallos. Seguidamente, ponemos a hervir un litro de agua con una cucharada de aceite una pizca de sal. Cuando empiece a hervir, agregamos las acelgas y dejamos cocer durante 10 minutos aproximadamente o hasta que haya reducido su tamaño por la mitad. Pasado ese tiempo, las retiramos del fuego y las escurrimos bien.

Ahora vamos a preparar el ajillo, para ello, cortamos los ajos, les quitamos la piel y los cortamos en varios trozos. Después, echamos el resto del aceite de oliva en una sartén y lo ponemos a calentar. Echamos los ajos y los doramos. Cuando estén hecos, incorporamos las acelgas y removemos bien, de manera que las acelgas de impregnen bien de aceite y del sabor del ajo. Transcurridos unos minutos, retiramos del fuego, le echamos un poco de sal y servimos.

Scroll To Top