seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Recetas / Aceitunas partidas o aliñadas tradicionales
Aceitunas partidas o aliñadas tradicionales

Aceitunas partidas o aliñadas tradicionales

La aceituna, también conocida como oliva, es el fruto de una planta procedente de Grecia y Asia Menor. Este fruto se consumo tanto molido, en forma de aceite, o en fresco, macerado previamente para eliminar su sabor amargo. Este es uno de los aperitivos más utilizados en bares y especialmente las aceitunas aliñadas son de las más populares en España, sobre todo, en el sur y suelen tomarse como previos diversos platos.

Existen multitud de variedades, pero para realizar las aceitunas partidas, las mejores son las de la variedad gordal, de gran tamaño y sabor. De la aceituna destaca el ácido oleico que ejerce una acción positiva en los vasos sanguíneos, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Para hacer esta receta hemos utilizado tomillo, tallos de hinojo y guindillas pequeñas para hacer un sabor picante. Si utilizamos una variedad de aceitunas un poco más grandes saldrán con mejor sabor porque la carne será mas gruesa y absorberá mas la maceración en el frigorífico.

Ingredientes para preparar unas aceitunas partidas

  • 450 g de aceitunas verdes grandes, preferiblemente de la variedad gordal
  • 4 dientes de ajo sin piel
  • 1 limón pequeño
  • 4 ramas de tomillo
  • 4 tallos de hinojo
  • 2 guindillas pequeñas
  • pimienta
  • aceite de oliva virgen

Pasos para hacer aceitunas partidas o aliñadas

En primer lugar, ponemos las aceitunas sobre una tabla de cocina y, con la ayuda de un rodillo, las golpeamos sin excesiva fuerza, con el objetivo de que se resquebrajen un poco y penetre mejor el aliño. Otra opción es dar un pequeño corte a cada una de las aceitunas con un cuchillo afilado.

A continuación, vamos a hacer el aliño. Con la ayuda de un mortero, aplastamos y golpeamos los ajos, después añadimos las ramitas de tomillo, los tallos de hinojo, los trozos de limón y las guindillas y mezclamos bien. Sazonamos con pimienta al gusto, echamos las aceitunas y volvemos a mezclarlo todo.

Una vez esté mezclado, introducimos las aceitunas y el aliño en un tarro de vidrio con tapadera. Vertemos aceite de oliva virgen hasta cubrir las aceitunas y cerramos bien el tarro.

Por último, dejamos las aceitunas a temperatura ambiente durante un día y después en el frigorífico una semana más. De vez en cuando puede agitar el tarro para volver a mezclar los ingredientes. Pasado este tiempo, ya están listas para consumir.

Scroll To Top