seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Conocimientos / Artículos Varios / Las Vitaminas: A, B, C, D y Caroteno. ¿Para qué sirven?
Las Vitaminas: A, B, C, D y Caroteno. ¿Para qué sirven?

Las Vitaminas: A, B, C, D y Caroteno. ¿Para qué sirven?

Sin las vitaminas, el organismo carecería de los lubricantes que le hacen asimilar el resto de los alimentos, y funcionar adecuadamente.

Por lo general, se pueden tomar sin medida, pues casi nunca llegan a ser perjudiciales, sino al contrario. Solo que, si nuestro organismo ya está suficientemente provisto, no las asimilaremos igual, o las almacenaremos.

Grupos de vitaminas y sus enormes beneficios

Vitamina A

Derivados de la leche, huevos, pescados, hígado, frutos secos…

Esta vitamina se encarga del buen estado de la piel, el pelo, de las mucosas y de la vista. Es muy importante tomarla en altas dosis durante el crecimiento. Además, proteje de las infecciones, previene la miopía, acelera el crecimiento…

No se asimila la dosis sobrante, pero se almacena en el cuerpo para momentos de necesidad.

Caroteno

Zanahoria, espinacas, tomates, col, berros, albaricoques…

Es una sustancia que se convierte en vitamina A en el organismo, por lo que tiene sus mismas ventajas, solo que su origen es vegetal.

Vitamina B

Carne, hígado, cereales, pan integral, tubérculos…

Se trata de todo un grupo de vitaminas, cuya función es facilitar la asimilación de los alimentos. Suelen ir asociadas. Su carencia tiene síntomas como la debilidad, tanto física como nerviosa, el retardo del crecimiento y otros, no menos graves.

Esta vitamina no se almacena en el organismo, así que nuestra dieta deberá contar con ella cada día, en cualquiera de sus formas.

El excesivo cocimiento de los alimentos puede destruirlas, asi que conviene tenerlo en cuenta en los menús.

Vitamina C

Frutas y verduras frescas, naranjas, coles, perejil…

La vitamina C es un potente antiinfeccioso, protector de la piel y las mucosas, y ayuda de modo decisivo al crecimiento. Por todas estas razones, se recomienda que nunca falte en nuestras comidas una buena dosis de ella.

Además, como tampoco se almacena, deberá ser consumida diariamente.

Como se destruye con la cocción, las frutas y verduras crudas nos ayudarán a no tener carencias.

Vitamina D

Hígado, pescados grasos, huevos, leche…

Es la vitamina que ayuda a asimilar el calcio, por lo cual se la llama “La vitamina del crecimiento“. Está especialmente recomendada para los niños y las mujeres gestantes.

Su carencia traerá consigo problemas óseos, dentales y raquitismo. El organismo la almacena. Se da la particularidad de que el sol ayuda eficazmente a su asimilación.

Imagen | Tigreton-1973

Scroll To Top