seguro de salud hecho fácil comprar viagra online Droguerias 24 horas cerca de mí
Home / Conocimientos / Artículos Varios / Las Sales Minerales: Calcio, Hierro, Sal, Yodo
Las Sales Minerales: Calcio, Hierro, Sal, Yodo

Las Sales Minerales: Calcio, Hierro, Sal, Yodo

Disueltas en el 75% de agua que compone nuestro cuerpo, hay también una buena proporción de sales minerales, que regulan nuestras más importantes funciones. Su labor es parecida a la de las vitaminas.

Ayudan al metabolismo, regulan muchas de nuestras hormonas, colaboran activamente en el crecimiento… Hablaremos sólo de las más importantes.

Las sales minerales y sus propiedades

Calcio

Leche y derivados, sardinas y otros pescados, cereales…

Ayudado por la vitamina D, el calcio fortalece los huesos y los dientes, y colabora para un buen funcionamiento muscular y circulatorio.

Su carencia provoca deficiente crecimiento, dentadura problemática y debilidad de los huesos. Recomendada con especial interés para los niños y las mujeres gestantes.

Hierro

Carne, hígado, lentejas, cacao, frutas secas, verduras crudas…

El hierro es un componente decisivo para la sangre. Participa en la generación de la hemoglobina, que es la sustancia que lleva el oxígeno a las células de nuestro cuerpo para alimentarlas. La vitamina C ayuda a su aporte.

Para todos es necesaria una buena dosis de hierro en nuestra dieta, pero de modo especial en casos de debilidad, anemia, fatiga…

Sal (Cloruro Sódico)

Sal, jamón, pescados de mar, leche, pan…

La sal, que acumula el agua, mantiene nuestro equilibrio en líquidos, que debe ser muy alto. En climas calurosos o en caso de mucha sudoración, conviene aumentar su ingestión para evitar deshidrataciones, calambres musculares, etc.

El abuso de la sal puede traernos consigo otro tipo de problemas, pero un cierto nivel de sales es indispensable en nuestras comidas.

Yodo

Pescados marinos, berros, sales yodadas, algas marinas…

Nuestra glándula tiroidea, situada bajo la garganta, regula muchas de las funciones metabólicas más importantes. Pues bien: el yodo es un elemento definitivo para su buen funcionamiento.

Su carencia provoca enfermedades tan graves como el bocio, que resulta endémico en zonas alejadas del mar, donde no se consumen productos frescos marinos, que son los que más yodo contienen.

No deje de incluir en su dieta, de cuando en cuando, dosis de alimentos yodados suficientes.

Imagen | Souvlaki For The Soul

Scroll To Top