Home / Conocimientos / Artículos Varios / Consejos prácticos para nuestras ensaladas
Consejos prácticos para nuestras ensaladas

Consejos prácticos para nuestras ensaladas

La ensalada es un plato frío a base de hortalizas mezcladas y aderezado, sobre todo, con aceite de oliva, vinagre y sal.  Algunos le incorporan además, aceite de módena y jugo de limón.

Puede tomarse como primer plato, como aperitivo o como plato único (al que le suelen añadir pasta, dando lugar a la ensalada de pasta).

En España, las ensaladas se preparan fundamentalmente, a base de lechuga, tomate, pepino, cebolleta tierna y aceitunas. Se pueden aumentar los ingredientes, agregando atún en conserva, maíz, zanahoria, huevo hervido, espárragos, queso fresco o incluso, frutos secos.

En muchas ocasiones, nos hemos encontrado con varios problemas, desde insectos en la lechuga, hortalizas mustias o falta de tiempo para preparar una ensalada completa. Para ello, te ofrecemos algunos consejos que te van a ser muy útiles.

 

Consejos prácticos que debes seguir

  • Para conseguir que nuestra lechuga pierda su aspecto mustio, debemos introducirla en un recipiente con agua fría y zumo de medio limón. De esta manera, vamos a conseguir que tenga una textura crujiente y pierda su aspecto viejo.
  • Si queremos preparar una ensalada para consumirla más tarde, debemos poner el aderezo en el fondo del recipiente y remover en el momento que la vayamos a consumir.
  • Para eliminar los insectos de la lechuga, debemos remojarla en un recipiente con agua y cinco o seis cucharadas de vinagre. De esta manera vamos a conseguir que los bichos queden al fondo del recipiente.
  • En caso de no disponer de mucho tiempo para preparar nuestra ensalada, podemos ahorrar tiempo preparando el aliño previamente, para ello, lo debemos conservar en un recipiente hermético. De este modo, lo podemos consumir durante una semana.
  • Si nos hemos excedido en la cantidad de vinagre cuando hemos preparado la ensalada, tenemos que colocar en el centro una bola de miga de pan para que absorba el sobrante. Después, podemos continuar aderezando con sal y aceite de oliva.
  • Por último, debemos tener en cuenta que para conseguir el mejor aliño debemos poner primero la sal, despues el vinagre y, por último, el aceite de oliva (preferiblemente aceite de olivar virgen extra).
Scroll To Top